Siempre de frente.

Llego el tiempo de Cuaresma,  

tiempo de esparteña y costal, 

tiempo de penitencia y perdón, 

tiempo de aroma de azahar e incienso, 

tiempo de rezos 

tiempo de plegarias y súplicas

tiempo de solidaridad. 

tiempo de reconocer a todos los que se esfuerzan y dan todo por los demás. 

Llegará un día, en el que todos tendremos un nuevo amanecer, 

que nos hará despertar de esta pesadilla y nos hará salir de esta oscuridad, que tanto dolor y sufrimiento esta dando a todos, 

desde jóvenes a mayores sin ninguna distinción, 

dejando en el camino a amistades y a familiares. 

Duelo en nuestros corazones que nunca olvidaremos.  

Llegará el tiempo de reflexión y de valorar esta nueva oportunidad que tendremos todos,

para saber convivir con los demás y dar gracias a Dios y a Nuestra Madre María. 

Pero mientras llega este amanecer, no olvidemos nuestro dicho cofrade por excelencia.

Siempre de frente.